miércoles, 11 de mayo de 2011

recompensada

Mi cuerpo empezó a responder la semana pasada. De repente. Como si diese un salto. Y hubiese despertado y dijese: "eh, tú, estoy aquí, puedo con ésto y con mucho más, vamos allá, entrégate". Cada vez se me niega menos. Y miro alrededor y veo toda esa belleza moviéndose entre los sacos y sé lo mucho que me queda. Demasiado. Pero me agarro a esas pequeñas mejoras diarias. Y a esa sensación cuando bajo al vestuario y me meto bajo el chorro de agua. Y pienso en las cosas que me ha dicho M. ese día y que no debo olvidar. Y deseo entregarme más (porque todavía no me entrego todo lo que quisiera). Y tener agujetas nuevas. Y decido la hora a la que voy a volver mañana. Y me voy al metro sabiendo que hoy me he salvado. Un día más de salvación. Esa es la recompensa.

6 comentarios:

Anouk A. dijo...

Curioso descubrimiento tu blog... todo por el hermoso verso de Alejandra, anzuelo eficaz donde los haya!
Por aquí me quedo y te voy leyendo...
un abrazo :)

KENIT dijo...

Sí. Es la teoría de lo inmediato. Te salvas un día, y esperas al otro para salvarte otra vez, es como un juego. Si te refieres al amor, no tengas prisa.
Por cierto, te recomiendo que hagas la cama todos los días, es por higiene, se quedan los olores uno se piensa que ha estado muerto. Un beso.

Aver dijo...

Genet, el boxeo, Blanchot, y aquel aullido que siguó engrasando la espectacular maquinaria de la noche.

Sorpresa.

A ver si contribuyo:

Pared del gimnasio. Primer día en que la chica va a entrenar. Hace saco. Llega Clint. El cartel reza: «¿Sabes cuál es el secreto? Hacer lo que no te gusta.»

Y me reí. Sabía de dónde venía la frase. Clint es un genio.

Aver dijo...

Un año.

Ha pasado un año desde que escribiste el post. Llego un año y unos días después.

¿Estarás? ¿Te llegarán estas letras? ¿habrás dejado de boxear?

Escribes -escribo- al vacío. Como si fuera un bloguero inverso que utiliza el blog de otro. Como un reflejo.

Yo no tengo blog.

A ver si contestas. A ver si estás bien. A ver.

(No soy un robot)

Aver dijo...

Quizás te escriba hasta que aparezcas.

Un día más, una noche más, una muerte más, un amanecer más.

A ver.

kowa dijo...

te he escrito varias veces, por email y ahora voy a poner unas líneas aquí. la verdad, me preocupa mucho no saber nada desde hace tanto tiempo. estás bien? tanto silencio me deja inquieto...